Los síntomas premenstruales son una pesadilla para todas las mujeres

Cuando es uno de esos días en los que te sientes hinchada, tienes dolor en los senos, aumentas de peso, tienes acné, dolores de cabeza, calambres y cambios de humor, sabes que es uno de esos días que toda mujer teme. Muchas mujeres sufren de síntomas premenstruales (SPM) y puede causar muchos inconvenientes a la víctima.

Hay muchos tratamientos caseros disponibles para los enfermos de síndrome premenstrual, pero se necesita un poco de experimentación para determinar el adecuado para usted. Los tratamientos comunes para el síndrome premenstrual son: Reduzca su consumo de grasas saturadas: Cuando consume muchos alimentos grasos, sus síntomas y dolor del síndrome premenstrual tienden a empeorar.

Evite los cortes grasos de carne de res, cordero y cerdo y vaya a pescar y aves de corral. Reemplace la mantequilla, que tiene un alto contenido de grasas saturadas con semillas de lino, cártamo y maíz, que son ricas en grasas poliinsaturadas.

Minimizar la ingesta de sal: La ingesta excesiva de sal conduce a la retención de agua. Muchos bocadillos y algunas comidas rápidas tienen un contenido de sal muy alto. Estos alimentos conducirán a la hinchazón. Por lo tanto, es aconsejable elegir frutas y verduras frescas en lugar de alimentos envasados y procesados. Tome más carbohidratos para minimizar los antojos: Es común anhelar alimentos ricos en carbohidratos como helados, chocolate y papas fritas durante el síndrome premenstrual. Pero cambiar a carbohidratos complejos como granos enteros, pasta, cereales y bagel contrarrestará efectivamente los antojos de alimentos experimentados durante el síndrome premenstrual. Además, estos alimentos son las excelentes fuentes de fibra y por lo tanto eliminan el exceso de estrógeno del cuerpo. Los alimentos ricos en carbohidratos y bajos en azúcar ayudan a aliviar los síntomas psicológicos de tensión, ansiedad y cambios de humor asociados con el síndrome premenstrual.

Las mujeres que comen alimentos ricos en fibra están más alertas y felices que las que no lo hacen. Mueva su cuerpo: Se ha demostrado que el ejercicio reduce muchos síntomas físicos y psicológicos asociados con el síndrome premenstrual. Esto se debe a que el ejercicio libera endorfinas, las sustancias químicas en el cerebro asociadas con aliviar el dolor y aumentar la sensación de bienestar. También reduce la sensibilidad en los senos, los antojos de alimentos, la retención de líquidos y la depresión. Eliminar la cafeína: Si eres sensible a la cafeína, lo mejor es evitar la cafeína como el té, el café, las colas y los chocolates. Los estudios han demostrado que las mujeres que consumen dos o más tazas de cafeína al día son propensas a sufrir de síndrome premenstrual, ya que la cafeína es un estimulante y puede provocar ansiedad e irritabilidad.

También conduce a la sensibilidad en los senos. Lea las etiquetas de los analgésicos: Algunos medicamentos de venta libre contienen cafeína. Por lo tanto, si los toma durante el síndrome premenstrual, agravarán los síntomas. Lea detenidamente el contenido del medicamento antes de tomarlos. Omita el alcohol: El alcohol es un depresor y un diurético y puede empeorar los dolores de cabeza y la fatiga del síndrome premenstrual. Puede aumentar la depresión. Por lo tanto, evite tomar bebidas alcohólicas, incluido el vino o la cerveza, si tiene síndrome premenstrual. Prevenir el acné menstrual con vitaminas A y D: Se ha demostrado que las vitaminas A y D suprimen el acné menstrual. Coma muchas zanahorias, espinacas cocidas, batatas cocidas y melón para la vitamina A y mucho sol o leche fortificada para la vitamina D.

Mejore su estado de ánimo con vitamina B6: Se ha demostrado que tomar más vitamina B6 mejora los cambios de humor, la retención de líquidos, la sensibilidad en los senos, la hinchazón, el antojo de azúcar y la fatiga. Puede tomar suplementos de 25 a 100 miligramos al día o aumentar su ingesta de vitamina B6 comiendo más papas, plátanos, pescado, carne blanca en pollo y pavo. Reduzca el estrés y las alergias tomando vitamina C: La vitamina C ayuda a aliviar el estrés experimentado durante el síndrome premenstrual. Al ser un antihistamínico natural, ayuda a las mujeres cuyas alergias empeoran durante el síndrome premenstrual. Si te interesa saber algo caliente y algo curioso este lugar será para ti, puedes visitar nuestra pagina de sex shop y comprar algo que te gustara.

Tome más verduras como brócoli, coles de Bruselas y pimientos crudos y frutas como melón, pomelo, naranjas, arándanos y cítricos. La vitamina E ayuda: Se ha demostrado que la vitamina E tiene un poderoso efecto sobre el sistema hormonal, aliviando así los síntomas dolorosos de los senos, la ansiedad y la depresión. Los aceites de cocina y los aderezos para ensaladas como el aceite de oliva, el aceite de cártamo y el aceite de maíz, así como algunas frutas como las moras y las manzanas, contienen vitamina E.

Combate el síndrome premenstrual con calcio y magnesio: El calcio previene los cólicos menstruales y el dolor. El magnesio ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El magnesio ayuda a controlar los antojos de alimentos premenstruales y estabilizar los estados de ánimo.

Si no sufres de intolerancia a la lactosa, puedes optar por la leche descremada como fuente de calcio. Incluya verduras de hoja verde, frijoles, guisantes, tofu y salmón enlatado para calcio y espinacas, tofu, salvado de arroz y algunos pescados como fletán y caballa para magnesio.