Mascarilla facial en casa

Gastar una bomba para comprar un producto facial con afirmaciones de tener todos los ingredientes naturales para una piel hermosa y tener resultados drásticos en su uso es muy deprimente para cualquier mujer consciente de la belleza. Vemos amplias variedades de cosméticos disponibles en supermercados, grandes almacenes, tiendas naturistas, así como en Internet y televisión. No todo el mundo tiene el mismo tipo de piel. Qué producto funciona en la piel de tus amigos, puede que no funcione para ti y viceversa.

Si compra un producto para su tipo de piel, podría tener un efecto adverso, ya que podría haber algún producto químico o ingrediente que podría causar una reacción en su piel. Moraleja de la historia No todos los productos cosméticos funcionan bien para la piel de todos. Los cosméticos etiquetados como que tienen ingredientes naturales contienen cierta cantidad de productos químicos o elementos artificiales. Con cosméticos caros hechos de ingredientes naturales, muchas personas han comenzado a preparar productos de belleza en casa.

Hacer una mascarilla facial en casa con todos los ingredientes disponibles en la cocina es bastante fácil y económico. – Crea un ambiente de salón mientras haces un facial en casa. Lo ideal es que te aten el pelo en coleta alta o te hagan llevar una banda alrededor de la cabeza. Elige hacer lo que te sienta cómodo. – Comience salpicando agua tibia por toda la cara. Masajea tu cara suavemente con agua. Repítelo dos o tres veces y deja que tu cara se seque al aire. – Mientras su cara todavía está húmeda, masajee la vitamina E en su cara. Deje que su cara remoje el aceite durante 5 minutos más o menos. Use un jabón suave para eliminar el aceite de su cara. – Vuelve a salpicar tu cara con agua en la habitación templada. Repítelo 2 o 3 veces.

Evite que la toalla se seque la cara. – A continuación haz tu mascarilla facial. Mezcle 1 clara de huevo o jugo fresco de Aloe Vera de la misma cantidad, 2 cucharaditas de aceite vegetal y 1 cucharadita de jugo de manzana puro en un tazón limpio. – Sumerja sus manos en la máscara facial y aplique la máscara sobre su piel.

Comience con la barbilla, muévase hacia arriba y luego hacia afuera saltándose el área alrededor de los ojos y los labios. – Ahora solo tienes que sentarte y relajarte. Cúbrase los ojos con bolas de algodón húmedas o trozos de pepino. La mascarilla tiene que secarse por completo. Un momento ideal para una pequeña siesta. – La mascarilla tarda entre 20 y 30 minutos en secarse. Sientes que tu piel se tensa cuando la mascarilla está seca. Salpique agua por toda la cara y retire suavemente la máscara con ligeros golpes de masaje en la cara.

Continúe haciendo esto hasta que su cara esté limpia de toda la máscara facial casera. Deja que tu cara se seque al aire. Use esta máscara facial casera una o dos veces por semana o dependiendo del tiempo que tenga a mano. Te sentirás fresco y tendrás una cara mucho más joven todo el tiempo.

Si te interesa saber algo caliente y algo curioso este lugar será para ti, puedes visitar nuestra pagina de sexshop y comprar algo que te gustara.